4 tendencias que han cambiado a las empresas

En los últimos 10 años, el avance de la tecnología ha sido muy grande como lo podemos notar en el análisis de la data, el uso de la nube y la realidad virtual por haber creado una transformación en las empresas, según el jefe de tecnología de Deloitte, Bill Briggs.

Sin embargo, “las tecnologías por sí solas son interesantes, pero no distintivas. Es su combinación, la colusión entre ellas, lo que permite cambiar el guion, hay que ponerlas juntas para lograr causar impacto”, expuso durante su intervención en el Oracle Modern Finance Experience 2018, en Nueva York.


Por otra parte, Deloitte realizó un análisis acerca de la evolución de las industrias junto con la tecnología y estas son algunas de las previsiones que hizo para este año.


Realidad digital


Los avances en realidad virtual (RV) y realidad aumentada (AR), así como las tecnologías inmersivas, han permitido dar un paso al siguiente nivel: la realidad digital.

“Esta es la siguiente generación de la experiencia de engagement”, sostuvo Briggs.

Las firmas tienen que generar contenido para estas tecnologías que llegarán a ser tan ubicuas como los smartphones y el proceso será muy diferente al de crear contenido para pantallas planas.


Y no sólo serán fuentes de entretenimiento: podrán usarse como herramientas de trabajo.

UPS ahora hace pruebas en RV que les permiten a los nuevos conductores probarse a sí mismos en un entorno virtual antes que tomen las ruedas de una camioneta de reparto de cinco toneladas.


KFC entrena a los empleados en una “sala de escape virtual donde tienen que completar exitosamente un proceso de cinco pasos para la preparación del pollo”, expone Deloitte en el informe 'Tendencias de tecnología 2018'.


Humanos y máquinas trabajarán de la mano


Deloitte no se deja llevar por los pronósticos que prevén que los robots reemplazarán a las personas; en cambio, adelanta que es momento de que los departamentos de recursos humanos desarrollen estrategias para entrenar una fuerza laboral híbrida que integre a las personas con las máquinas.


Esto implica un cambio en la cultura laboral, para que se reconozca la creatividad de los trabajadores humanos y sus aportes sociales. Además, se prevé que los trabajadores queden a cargo de sus robots, lo que significa mayor capacitación tecnológica.


Soberanía de los datos


En su informe, Deloitte explica que los datos tendrán que pasar de ser sólo recopilaciones en tablas a una herramienta para la toma de decisiones, y su manejo y análisis tendrá que ser automatizado y facilitado por las empresas como algo gratuito.


“Nosotros esperamos que, en los próximos 18 a 24 meses, más firmas empezarán a modernizar sus enfoques para la administración de los datos, trabajando para conseguir el balance correcto entre control y accesibilidad”, detalla.


“Los datos rápidamente se están volviendo la moneda de la economía digital. Para administrar más eficientemente esta moneda, y para explotarla más extensivamente para conocimientos valiosos, organizaciones líderes de servicios financieros están modernizando sus enfoques para la arquitectura y el gobierno de los datos”, añade.


Software compatible con API


Así como los datos se convierten en un valor estratégico de las compañías, es necesario que las plataformas en que se trabaja con ellos puedan intercambiarlos; por ello se requiere permitir la compatibilidad entre los sistemas.


“En el mundo de la tecnología de la información, las interfaces de programación de plataformas (Application Programming Interfaces o API) son uno de los bloques de construcción claves que apoyan la interoperabilidad y el modularidad del diseño”, expone Deloitte.


La perspectiva es que en los próximos dos años muchas compañías hasta ahora cautelosas acojan el imperativo de API para facilitar la publicación de autoservicio y el consumo de servicios dentro y más allá de la empresa”, adelanta Deloitte.


Fuente: El Financiero

12 vistas0 comentarios