• Net4skills

¡Una discapacidad ya no es un obstáculo para trabajar!

Por séptimo año consecutivo, la Fundación Adecco, con el apoyo de Keysight Technologies Spain, ha presentado las conclusiones del informe 'Tecnología y Discapacidad', extraídas a partir de una encuesta realizada a 300 personas entre 18 y 60 años, todas con algún tipo de discapacidad. Según este estudio, las nuevas tecnologías se han convertido en aliadas imprescindibles para la mejora y normalización de la vida de las personas con discapacidad, así como en su acceso al empleo.



Durante los últimos años se ha producido un importante avance en el empleo de personas con discapacidad, anotándose, en 2017, el mejor registro de toda la serie histórica, con 110.068 contratos. Son muchos los factores que hay detrás de este incremento: una legislación más eficiente, una mayor sensibilización empresarial o un cambio de mentalidad por parte de las propias personas con discapacidad.


El impacto de la tecnología también ha sido decisivo, tal y como se refleja en el informe, donde un 64% de los trabajadores con discapacidad admite que el papel esencial que cumplen a la hora de permitirles desempeñar sus funciones en el puesto de trabajo. Una cifra que, además, se va incrementándose año tras año, gracias al "desarrollo de la tecnología convencional, unido a la irrupción de diferentes adaptaciones tecnológicas", según explica Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco, quien reconoce que las nuevas tecnologías han permitido recuperar ese talento que, hasta el momento, permanecía excluido del mercado laboral.


Tecnología al servicio de la inclusión y la independencia personal


Según el estudio de la Fundación Adecco, son las personas con discapacidad sensorial las que más emplean tecnologías adaptadas en su puesto de trabajo (81%), seguidas por las personas con discapacidad física (60%) y las personas con discapacidad intelectual/psíquica (26%).


Elena Buitrago, empleada de la Fundación Adecco, con una tetraplejia, detalla cuáles son esas pequeñas adaptaciones que emplea para llevar a cabo sus tareas: "Como una Tablet no tiene capacidad ni sistema suficiente para muchos programas de edición, lo complemento con un ordenador de sobremesa y con un programa llamado VNC Viewer.


Esto hace que pueda duplicar la pantalla del ordenador al iPad y usarlo tanto de ratón como de teclado táctil. Es decir, controlo el ordenador y sus programas desde el iPad". "Esto me ha abierto muchísimas puertas, como por ejemplo estudiar una carrera universitaria o presentar mi candidatura e empleos", añade.


Pero además de permitir el acceso al empleo, las nuevas tecnologías son aliadas en la mejora de la calidad de vida global de las personas con discapacidad. Así, 7 de cada 10 encuestados declara que, en términos generales, la tecnología ha mejorado su calidad de vida.


En esta línea, el estudio expone una mejora también del nivel de dependencia de los usuarios, puesto que 4 de cada 10 necesita ayuda para tareas básicas como ducharse, asearse, vestirse o preparar la comida. Además, un 38% necesita apoyos para comer; un 36% para salir de su vivienda y un 33% para coger el transporte público. Por último, un 25% no puede acceder a establecimientos sin ayuda y un 17% necesita apoyos para comunicarse con los demás.


En este sentido, destaca el hecho de que casi 7 de cada 10 encuestados (69%) opina que esta dependencia podría reducirse a través de dos variables: accesibilidad y desarrollo tecnológico que facilite el desenvolvimiento de las personas con discapacidad. Así, según Elena Buitrago, usuaria de silla de ruedas, “la Tecnología está ganando la carrera a la Medicina en la mejora de la vida de las personas con discapacidad”.


Dimensión social y Accesibilidad Universal: los 2 grandes retos


Francisco Mesonero destaca la importancia de dar a la tecnología una dimensión más social, aprovechando el expertise y know how de las empresas tecnológicas.  “Desde la Fundación Adecco ya hemos apoyado algunas iniciativas como el proyecto Talentum o los Hackatones sociales, con Telefónica y Ericsson, para la creación de herramientas creativas y sostenibles que reviertan en una sociedad más igualitaria e inclusiva”, explica.


Por otro lado, el Presidente de la Fundación también incide en que, "si se apuesta por la accesibilidad desde el diseño y planteamiento de cualquier herramienta de nueva creación, no será necesario adaptarla a posteriori, porque ya será usable por todos desde el principio".


Finalmente el estudio de la Fundación Adecco, destaca el teletrabajo como una potente alternativa para garantizar la participación en el empleo de las personas con discapacidad, especialmente cuando ésta afecta a su movilidad. Una afirmación que es secundada por un reciente análisis de la Dirección de Servicios Sociales de la Comunidad de Madrid, el cual identifica algunas posiciones que, a nivel nacional, tienen un alto potencial de contratación en régimen del teletrabajo, fundamentalmente en el área de Atención al Cliente e Informática: operador de call center, grabador de datos, administrativo, gestor de cobros, diseñador web o programador.


Si bien es cierto que un 22% de las compañías desarrolla iniciativas de teletrabajo, la realidad es que el éxito de implantación de las mismas todavía es bajo. Según los resultados de la encuesta de la Fundación Adecco, sólo un 11% de las personas con discapacidad, con empleos aptos para el teletrabajo, cuenta con la posibilidad de desempeñar sus funciones de forma telemática.


Fuente: Equipos y Talentos

5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo